El acabose del mundo

Catorce horas (la foto es de las 7 de la mañana), cuatro cambios de vehículos, dos fronteras, el cruce de un canal en balsa y todo el día lloviendo y con frío, eso fue el camino hasta Ushuaia haciendo autostop.

ImagenY no es hasta 50 km antes de Ushuaia, que por fin ves árboles y verde en la Patagonia, desde Buenos Aires por la costa hasta Tierra del Fuego, es una gran y preciosa estepa.

La ciudad es muy bonita (dicen que lo es más en invierno, aunque en pleno verano estemos a 3º). Rodeada de altas montañas nevadas, que aún la hacen más pequeña de lo que es,  junto al canal Beagle. Cerca, a menos de 40 km a la redonda, puedes visitar el parque nacional Tierra del Fuego, el glaciar Martial, unos cuantos lagos y llenarte de vistas ascendiendo montañas. Está bastante llena de turistas y es muy, muy cara. Supongo que es el sitio más caro de Argentina. No hay que hacer caso de  las guías o blogs respecto a precios, pues en los últimos 2 – 3 años éstos se han doblado y en algunos casos triplicado. Las excursiones guiadas o en balsa por el canal, están totalmente fuera de mi alcance. Así que sólo he ido donde me pudiesen llevar mis pies o el transporte público.

El parque nacional Tierra del Fuego, es muy recomendable, yo cometí el gran error de cambiar de mochila y dejarme la cámara en el hostel, así que no tengo fotos, pero se pueden pasar un par de días sin miedo a aburrirse.

ImagenDurante el viaje, averigüe que Tierra del Fuego está muy vacío, pero que para los pocos pueblos y habitantes que hay, está lleno de fábricas y extracciones petroleras, es una tierra muy rica en recursos, como todo el sur de Argentina. Lo de las fábricas es debido a que hasta que no llevan asentadas  unos años no pagan impuesto en Tierra del Fuego, algo así como el Silicon Valley de la manufactura. Luis y Marta, uno de los matrimonios que me recogió en la carretera, de Rio Grande a Tahulín, me contaron que en los últimos tiempos no hay ni invierno ni verano. Antes tenían inviernos con épocas de -20º y ahora no pasan de los -3º. Y que lo veranos ahora son lluviosos y frios, cuando antes veían el sol y llegaban a 20 –  25º. Se huele el cambio climático.

Imagen
Aquí con Nico, tras volver del ascenso hasta el Glaciar Martial.

Hecho mierda de la actividad diaria me vi la Superbowl rodeado de estado-unidenses, que me invitaron a cerveza y compartir ese momento tan especial para ellos, que les deja horas varados ante «el mayor espectáculo del mundo». Con la única pega de que nos tuvimos que turnar para aguantar el cable de la antena durante las tres horas de partido, porque sino se hacía imposible ver nada. Y hay que añadir que la mayoría de ellos ni entienden las reglas del juego, simplemente hacen piña, beben y se distraen viendo colores moverse y chocar en la pantalla.

Mañana vuelta a Rio Gallegos (donde he conseguido mi primer Couchsurfing, ¡haleluya!) y después a El Chaltén, un pueblo de menos de mil habitantes denomiando «la capítal del trekking» en Argentina. Y beunas noticias, ya tengo una granja apalabrada sobre el 15 de febrero por Lago Puelo (lo que aún no sabía que se convertiría en el cielo sobre la Tierra para mi persona). Ahora me voy a hacer unas birras (días después puedo afirmar que esas birras se conviertieron en muchas, casi pierdo el bus con el que hice una penoso trayecto bastante borracho).

Precio:

Me pidieron por una habitación individual de baño compartido, que no pagué 650 pesos = 62 euros

Una litrona en un supermercado 22 pesos = 2 euros

Excursiones o navegar por el canal, las más baratas 450 pesos = 43 euros

Vocabulario:

Pucho = cigarro

Bancar = joder o tocar los cojones

Coger = follar

Un comentario en “El acabose del mundo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s