Changtás V

¡Parad! Parad de llamar a hospitales, emergencias, policía, servicios de rescate… Sé que os dejé con la intriga, justo antes de cruzar la peor frontera del sudeste asiático, pero dos puntos para que no vuelva a cundir ningún pánico:

  • El blog lleva retraso (en estos momentos unos 10 días), así que cuando escribo algo, he sobrevivido a ello o he tenido días para recuperarme.
  • ESTO ES ASIA, es más probable que me destroce la vida el ingerir un cubito de hielo que cualquier otra cosa. Exceptuando alguna catástrofe natural, como podréis leer en un futuros post. Spoiler: sobrevivimos, por el momento…

Seguir leyendo “Changtás V”

Si Phan Don

Llegamos a la otra orilla, desde donde aún podíamos ver y añorar Champasak, a esperar que fuesen parando algunas minivan y fuésemos encontrando sitio todos los viajeros, para llevarnos a Si Phan Don. Tuvimos suerte y fuimos los primeros en embarcar, lo que no sabíamos es que estábamos entrando en una burbuja en la que el espacio y el tiempo se entienden diferente.

Seguir leyendo “Si Phan Don”

Champasak

Viaje largo y agotador el que hicimos de Vientiane a Pakse, la capital del sur de país. Bus nocturno en el que no dormimos nada, llegas a las 07:00 de la mañana y debes enfrentarte al ejército de tuk-tuks. Intentas abrir los ojos, quitarte alguna legaña que ya está medio colgando e inspirar aire fresco. ¡A por ellos!

Seguir leyendo “Champasak”

Bien-tiane?

Estuvimos dudando mucho sobre nuestro rumbo tras Luang Prabang. Todo estaba bien, pero nada nos llamaba especialmente. Descartamos Vang Vieng, porque el paisaje es muy similar a Nong Khiaw, pero no tan espectacular y mucho más turístico. Así que mejor evitarlo, no sea que me trajese algún recuerdo muy vívido de nuestro paraíso norteño y me pudiese la nostalgia. Parecía que nos dirigiamos a las cuevas de Tham Kong Lo, pero era un viaje interminable y la parada más coherente parecía la capital, Vientiane. Así que allá que fuimos, e incluso luego descartariamos las cuevas, por caras y de difícil acceso (en Vietnam encontraré muchas más y mejores).

Seguir leyendo “Bien-tiane?”

Apocalypse Now II

Abro los ojos. Ya entra un resquicio de luz a través de la destartalada puerta. Estoy sudado, con la cabeza embotada y la boca pastosa. Me cuesta enfocar el techo, aunque tras un par de minutos de sentir la brisa del ventilador en mi cara, me despejo algo. Me incorporo al borde de la cama y reubico mi pene en el camal izquierdo del calzoncillo, con la libertad de la noche a veces se cree con derecho a moverse donde quiera. Los penes deberían nacer enseñados, moverse y colocarse en lugares cómodos por instinto. El camal derecho nunca lo es. Convierto mi mano izquierda en un parabrisas y barro la cortina de sudor de mi frente, antes de levantarme. Ya sé dónde estoy, cerca del horror.

Seguir leyendo “Apocalypse Now II”

Apocalypse Now I

Tan sólo es cruzar un puente, un corto tramo sobre el Mekong, pero al pisar Laos ya ves y sientes que estás en otro país diferente. Conseguimos un tuk-tuk, regateamos bien y rápido y nos plantamos en la frontera antes que las minivans de las agencias. Allí cambiamos baths por dólares (no hagáis caso a quien os diga lo contrario, llevad dólares a Asia. Son necesarios en todas las fronteras, si no quieres pagar casi el doble por los visados. En ninguno aceptan euros.), no al primero que nos os lo ofreció, sino a a chica que vendía los tickets del bus para cruzar el puente, pues su tasa era mucho mejor.

Seguir leyendo “Apocalypse Now I”

Changtás III

Estas letras ya están tecleadas desde la “perla de Asia”, Luang Prabang, acercándonos al corazón de Laos. Hace ya cinco días que entramos en el país. Justo unas horas antes de traspasar la frontera amanecíamos con el rio Mekong dándonos los buenos días, sólo quedaba cruzarlo para adentrarnos en el estado con menos turismo y el más virgen de la zona.

Seguir leyendo “Changtás III”