Tontás XVI

Los dos últimos post vienen con retraso y son escritos desde Perú, debido al deplorable internet de Copacabana. Ya desde Cusco, se echan de menos algunas cosas de Bolivia. Los precios sobre todo, el mal trato que te dan los bolivianos (a mí me hacía mucha gracia, me lo pasaba muy bien) y el efecto sorpresa, de no saber qué te encontrarás tras cada esquina o puerta. Y es que ya me lo dijo Jorge, nuestro couchsurfing de Valdivia: “Los bolivianos están locos. ¡Locos! Viven en otro mundo. Te va a encantar…”. Así que aquí va un especial tontás de Bolivia. Seguir leyendo “Tontás XVI”

Anuncios

Taypikala

Hoy me visto de antropólogo para escribir este post, osea, de joven desempleado…

Hace unos años, mientras estudiaba Humanidades, me obsesioné con los Ooparts (out of place artifact). Básicamente son objetos que no deberían existir en la época en la que están datados, demuestran conocimientos y técnicas, que, en teoría, no existían en la época. Mi favorito siempre fue el Mapa de Piri Reis, al que dediqué unos cuantos trabajos en la carrera: Seguir leyendo “Taypikala”

Tontás XV

Llevo ya tres días en la Paz, y me lo estoy tomando como mi spa personal. Salgo a pasear unas cuatro horas por días, pero estoy viendo los partidos del mundial, leyendo, viendo series… Y es que llevaba demasiados días de frio, viento y sin dormir. Y la ciudad me está gustando mucho, pero eso será en otro momento, ahora: tontás. Seguir leyendo “Tontás XV”

Kilómetros de arena, viento y sal II

Amanecimos antes que el día, cuando todavía no asomaba el sol, nosotros nos adentrábamos en el salar. No se veía nada, sólo se distinguía una enorme planicie. Avanzamos durante casi una hora, sin entender, cómo el conductor podía guiarse en medio de la nada. Seguir leyendo “Kilómetros de arena, viento y sal II”

Kilómetros de arena, viento y sal I

He llegado a las ocho de la mañana a la Paz, tras dormir unas ocho horas en las últimas tres noches. Así que me tomaré el día con tranquilidad y ya habrá tiempo de visitar y conocer más cosas mañana…

Y es que la experiencia de cruzar tres desiertos y el salar más grande del mundo, es alucinante, pero agotadora.

Seguir leyendo “Kilómetros de arena, viento y sal I”