Battambang

La siguiente parada tras Angkor Wat era esta ciudad con nombre de onomatopeya. Es la segunda ciudad más grande de Camboya, tras la capital Phnom Penh, pero no tiene grandes reclamos turísticos. Es una urbe tranquila donde poder observar el transcurrir de la vida camboyana, probar algunos platos y visitar la famosa escuela circense de Phare Ponleu Slepak.

Puede que este post quede más soso, pues venimos de visitar, posiblemente, el monumento histórico más importante del viaje y es el preludio de un viaje escalofriante por el infierno… Pero intentaré escribir varias veces “caca” para que así todos podamos reírnos a gusto. Lo dicho, no hicimos grandes cosas, sí que pasaron cosas importantes.

La más importante, la que cambia mi vida, devalúa mi concepto de todos vosotros y me encumbra un poco más, es mi adquisición de una cámara GoPro… Me lo planteé antes del viaje, durante el mismo confirmé que acabaría haciéndome con una y aquí cayó en mis manos. Mejor ahora que tras el viaje, además aquí la encontré 50 $ más barata que en cualquier sitio de internet. Y días más tarde, en otra ciudad, encontré que vendían la misma cámara por 83 $ más. 😀  Así que a partir de ahora eliminaré a Sofi del relato y esto pasan a ser: “¡Las aventuras de Socio y Gopri!”

No sé qué más explicar, creo que he empezado con el plato fuerte y ahora todo carece de interés. El resumen sería que Gopri y yo recorrimos la ciudad cogidos de la mano, reímos a carcajadas, nos miramos a los objetivos durante horas y finalmente dormimos abrazados hasta ver salir el sol. Pero intentaré añadir algo más…

Algo de lo que sacar provecho de Battambang son sus bajos precios, es el sitio más barato que encontramos en Camboya. Así que si tenéis que comprar alguna cosa durante el viaje o probar algún plato especial, este sería el sitio. Para desayunar recomiendo el mercado; zumos, chocolates calientes o churros a muy buenos precios. Y puedes coincidir con la hora en la que los monjes vienen a por la limosna y no darles nada.

Tras venir de Laos te encuentras que aquí la fruta da un salto de calidad, mucho más sabrosa, así que vuelvo a convertirme en el yonki de los zumos que nunca dejé de ser. Para zumos o cenar, el mercado nocturno junto al río es muy recomendable, eso sí, vas a tener que preparar tu corazón para ver a multitud de niños que vendrán a pedirte dinero. De nuevo, no hay que darles nada para que no sigan explotándoles, pero da mucha pena. Para cenar también e incluso mejor y más barato en la Street 21, junto al colegio. Hay una serie de puestitos baratísimos y con cosas que no hemos encontrado en otros sitios del país. A Sofi, Gopri y a mí nos encantaron el pan de cebolla (Chinese Fried Onion Pancacke) y las empanadas de carne.

P1030718
Salsa agriduce casera riquísima

Pero no sólo se come barato, también hay alojamiento muy asequible. Nosotros nos alojamos en el Tomato Guest House por 2$/noche cada uno. Además tiene un bar en la azotea muy agradable donde es muy fácil conocer gente y convivir con la familia que lleva el alojamiento. Allí, entre otros, conocimos a Sergi y Tomás, con los que viviríamos algunas aventuras más adelante.

DCIM100GOPROGOPR0051.
En la azotea con Sofi, Sergi y Tomás

También aproveché Battabang para acercarme al consulado de Vietnam, pues la visa para entrar al país vecino tarda varios días y hay que conseguirla con antelación. Pero resulta que acabé consiguiendo el visado en tiempo récord. Llegué allí, rellené unos formularios que entregué junto a una foto de carnet, mi pasaporte y 60 $, y cuando a fui a preguntarle qué día podía venir a recogerlo, me dijo que me sentase 10 minutos y ya estaría. Al final no fueron ni cinco minutos y ya me iba con mi visa para Vietnam, mejor imposible. Se nota que sabían que soy poseedor de una GoPro, no tiene otra explicación. A los que la tenemos nos rodea un aura que os imbuye al resto una ganas terribles de complacernos cuanto antes.

Ese mismo día decidimos combatir el calor yendo a un hotel de lujo a bañarnos en la piscina, nos pasamos toda la tarde entre baños y lecturas al sol, una gozada.P1030740

Ya sólo nos quedaba la que es la principal atracción de la zona, conocer la escuela de circo. Phare Ponleu Slepak es una asociación que forma a niños y jóvenes procedentes de la calle, orfanatos o familias desestructuradas a través de las artes. El proyecto se inicó hace ya 20 años por nueve niños y su profesor de arte, cuando regresaron de los campos de refugiados, tras la caída de régimen de los Jemeres Rojos. Empezaron fundado una escuela de artes y otra primaria donde poder ofrecer una formación gratuita a todos aquellos que lo necesitasen. El movimiento fue funcionando bien y creciendo, así que primero se incorporó una escuela de música y teatro al proyecto, hasta que se llegó a la actual escuela de circo. Hoy en día cuentan con más de 1.200 alumnos, un circo oficial en Siem Reap (con alumnos ya graduados) y otro circo en Battambang, donde actúan los alumnos. Casi todos los profesores son antiguos alumnos o voluntarios de todo el mundo y cuentan incluso con becas para participar con el Cirque du Soleil o en diferentes partes de Francia y Canadá. Pero aunque el proyecto ha alcanzado una gran embergadura y reconocimiento, siguen necesitando bastante ayuda, hay bastante desorden y hay muchos niños de os que ocuparse. La escuela se puede visitar de dos maneras, con una visita guiada por todas las instalaciones en horas lectivas (5 $) o acudiendo a una función, los lunes, jueves o sábados (14 $). Durante nuestra estancia eran los graduados, ya profesionales, que actúan en el circo de Siem Reap los que hacían la función. El espectáculo cuenta con bailarinas apsara, y los artistas que actúan al ritmo de música camboyana que interpretan de manera espectacular en directo. Recomendamos la visita, vale la pena ver el espectáculo y conocer el proyecto. Para más información: http://www.pharecambodiancircus.orgP1030752

Y así acabó nuestra estancia en Battambang. Aún sin haber digerido el espectáculo daba comienzo otro muy distinto, nuestra gran odisea para llegar a Koh Rong. Vienen curvas…

Precios Camboya:

Draft Beer/caña: 0,5 – 1 $

Comida en mercado o puesto callejero: 0,75 – 2 $

Fruit shake: 0,75 – 1,5 $

Hostales Backpackers: 2 – infinito $  Pero pasar de 6 $ es caro

Amok: 2 – 5 $

Coca-cola: 0,5 – 1 $

Pan de cebolla: 0,50 $

Empanada de carne: 0,25 $

Caña de azúcar exprimida: 0,5 $

Churro: 0,12 $

Anuncios

Un comentario en “Battambang

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s