Valle del Moche

Me acabo de comer un kilo de mandarinas, sólo comentar eso para empezar…

Los últimos días no he parado de moverme y he estado por la zona amazónica peruana, lo que me ha privado de internet, así que toca ponerse al día con varios posts.

Tras escapar de Lima, fui a Trujillo, en el valle del Moche. Es una ciudad con un centro colonial agradable y todos los edifcios de no más de dos pisos.  Pero lo más importante, es que fue el centro de dos de las culturas preincas más importantes, los Moche y los Chimú. Pero antes de ponerme a visitar, tuve que hacerme una terapia musical. Y es que las grandes ciudades de Perú, me dejan enfadado y de mal humor (me ha pasado en Chiclayo, también). Son ciudades que olvidan sus raices, se occidentalizan en demasía y todo el mundo intenta exprimirte y engañarte. Al llegar a Trujillo dediqué mi primer día a relajarme y pasear horas por sus calles, escuchando música que me trae buenos recuerdos o me me ayuda a relajar mi humor.  Para así poder empezar a conocer, al día siguiente.

Plaza de armas de Trujillo
Plaza de armas de Trujillo

La cultura chimu desciende de los moche, pero tras un episodio climático del “niño”, en el 700 d.C. abandonaron la costa debido a una gran sequía. Se estima que esta sequía duró unos 40 años. Se fueron a la cordillera y allí estuvieron unos cien años, hasta que regresaron a la costa. Pero no volvieron a su antigua ciudad, sino que construyeron al lado una todavía mayor y se les empezó a conocer como los chimu. Éstos llegaron a abarcar toda la costa norte del Perú, llegando a Ecuador, hasta que fueron conquistados por los Incas.

Exterior de Huaca de la Luna
Exterior de Huaca de la Luna

Eran una cultura, donde las mujeres podían tener poder y llegar a gobernar, lo cual no era (ni es) muy común. Creían en dioses de la naturaleza, pero a diferencia de las culturas de los Andes, ellos adoraban más al mar y la luna (que crea la mareas). Pero su gran característica, era en la construcción, pues en la zona no hay casi piedra. Se hicieron expertos en la construcción en adobe, tanto, que aquí se encuentran las ciudades de adobe más grandes del mundo.

Uno de los palacios de Chan chan
Uno de los palacios de Chan chan

Chan chan, fue su capital, donde ahora se ubica Trujillo. Aun hoy en día es visitable, y yo, la visité. La ciudad llegó a albergar a 100.000 habitantes y sus dimensiones son bastante impresionantes. Yo sólo visité uno de los nueves palacios de gobernantes (el resto de la ciudad está por excavar), uno de los más pequeños y estuve más de hora y media, sólo para ver la mitad del palacio. Los muros, aunque no lo parezca en las fotos, son de 20 metros de altura. La Unesco declaró la ciudad, Patrimonio de la Humanidad y ese mismo año, Patrimonio en peligro. Y es que, al fin y al cabo, es una ciudad de adobe. El viento y la lluvia hacen que se deteriore muy rapidamente, si no recibe ningún tipo de mantenimiento.

La ciudad de adobe de Chan chan
La ciudad de adobe de Chan chan

Tras Trujillo, salí hacia Chachapoyas, zona de nombre viril donde los haya y una de las más paradas peruanas, más esperadas por mí. ¡Me iba a la selva amazónica!

Hoy la banda sonora, va sobre capítulos finales de series 🙂

Skins

Six Feet Under

Utopia

Breaking Bad

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s