Imperio de las galletas Inca

Desde el norte de Argetina o Chile, hasta más allá de Quito, esa era la extensión del Tahuantisuyo. Ese era el nombre que daban los habitantes del imperio inca, a su territorio. Significa: “las cuatro regiones” y es que en esta cultura, todo se dividía en cuatro. Porque cuatro son los elementos, las estaciones y los puntos cardinales. Todas las ciudades se dividían también en cuatro partes, imitando a la capital, Cusco.

Yo con la bandera Inka, en Ollantaytambo
Yo con la bandera Inka, en Ollantaytambo

Pese a llegar a ser el imperio más grande de América, no duró ni cien años. Empieza en 1.438, cuando Pachacútec empieza a extender el territorio Cuzqueño y acaba en 1.533, con la llegada de Pizarro y sus hombres. Pero, ¿cómo es posible que en menos de 100 años pudiese extenderse tanto y dejar una huella cultural tan grande?

Sacsayhuaman
Sacsayhuaman

Los Andes tienen un gran bagaje cultural, pues desde hace miles de años, está plagado de diferentes e importantes culturas. Los incas (en realidad, Inka, sólo era el emperador e “hijo del Sol”) no hicieron más que heredar toda esta cultura, entre ellas la idea de dualidad eterna y permanente (yin y yang), la religión y las leyendas de la Creación. De hecho, la fundación del mismo imperio, se cree que proviene de la cultura Tiwanaku. No sólo heredaron de ellos, sino que conquistaron a muchos de estos pueblos ancestrales y los incorporaron a su territorio. Cuando conquistaban a un pueblo, no los sometían, sino que los introducían en su sistema y permitían que sus gobernantes, lo siguiesen siendo. Introducían su religión e idioma, pero permitían que pudiesen seguir manteniendo también los anteriores.

Pisaq
Pisaq

Los otros secretos, para conseguir un desarrollo tan rápido y eficaz, en una zona tan inóspita, fueron las comunicaciones y la agricultura. Construyeron una gran red de caminos por todo Tahuantisuyo, utilizando Cusco como centro (luego también Quito), que les permitía llegar a todos lados mucho más rápidamente que antaño. Hay que pensar que ellos nunca construían en los valles, siempre en las alturas, abajo sólo plantaban. La razón son los ríos, así como los Egipcios utilizaban la crecida del Nilo para sus campos, ellos lo hacían con los suyos. Y se evitaban inhundar sus pueblos. Desde las alturas estaban más cerca del sol y podían contemplar mejor las estrellas, pero hacía mucho más complicada una red de caminos (los paisajes desde ellos, quitan el hipo). En cuanto a la agricultura, basta decir, que tenían laboratorios agrícolas, dónde conseguían nuevos tipos de hortalizas y tubérculos y la mejor manera de producirlos. Es impresionante ver las laderas de los Andes, donde por doquier encuentras aún restos de las terrazas agrícolas de estos habitantes andinos. Yo no entendía porqué necesitaban tantos y es que trabajaban una tierra cuatro años, para dejarla descansar siete. De esta manera se aseguraban que la tierra siempre se recuperara del todo y no se dañase, aportando mejores alimentos. Además lograron una gran red de canales y regadío, que en la actualidad, aún funciona, y que traía casi toda el agua de los deshielos.

El laboratorio agrícola de Moray
El laboratorio agrícola de Moray

El sistema de trabajo, pese a tratarse de un imperio, no era muy injusto. Cada habitante recibía una gran parte de tierra por cada hijo que tenía, y era libre de trabajarla cómo quisiese. A parte, tenían que trabajar algún tiempo por año para el líder local. Pero durante ese tiempo recibían alimento y alojamiento. Además, existían unas tierras comunales, que todo el mundo debía trabajar y el producto resultante se repartía entre quien más lo necesitase. El sistema se basaba en los conceptos de redistribución y reprocidad (con los líderes, subditos y la tierra), no se tomaba como una obligación, sino como un deber.

Templo del agua de Tambomachay
Templo del agua de Tambomachay

Se supone que esta sociedad nunca tuvo escritura, pero entonces, ¿de dónde se saca toda esta información? Fácil, fue recogida por todos los cronistas españoles, de forma directa y oral de sus protagonistas. Aunque con fallos de traducción o comprensión… Pero lo que no se dice, es que sí existía una escritura inca. Los “quipus” eran telares, que servían para expresar números y cuentas. Y también existían los “tocapu”, telares que servían como escritura. El problema es que los conquistadores los destruyeron casi todos y mataron a todas las personas que sabían leerlos, así que posiblemente sea un conocimiento al que ya no se pueda acceder.

Chinchero
Chinchero

Por último, para acabar, quiero aclarar algo sobre la derrota del imperio. Y es que siempre se habla de que Pizarro, con unos cuantos cientos de hombres y un buen puñado de caballos, acabó con todo un imperio. No es para nada tan simple. Desde hacía años, existía una lucha interna por la sucesión, que finalmente acabó con la victoria de Atahualpa, solo unos meses antes de la llegada de Pizarro. Así que la llegada no podía ser más propicia, con una población aún recuperándose de la guerra civil. Además, Pizarro recibió la ayuda de numerosos pueblos preincas, que habían sido sometidos, siendo más numerosos, éstos, que los propios españoles. Los pobres, creyeron que si derrotaban al imperio inca, volverían a tener autonomía. ¡Almas de cántaro! No sabían que nosotros llegábamos acompañados de “Nuestro señor”, que venía a someterlos con su amor… La resistencia todavía duraría unos cuantos años más. Aún hoy en día, fijándose un poco, se puede ver que las iglesias coloniales están plagadas de simbologías incas escondidas. Y es que aunque se les convirtiera en fanáticos católicos (todos los putos días, hay alguna procesión o fiesta de cristianitos), se sigue rindiendo culto a sus antiguos dioses, en no pocos sitios de los Andes.

Todas las fotos del post son del Valle Sagrado Inka, en los alrededores de Cusco. Estuve varios días recorriendo estos yacimientos junto con Elin, una sueca, profesora de español.

Elin y yo en lo alto de Pisaq
Elin y yo en lo alto de Pisaq
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s