Machu Picchu I: El camino

Hay que empezar diciendo que hay tres maneras de llegar a Machu Picchu:

1. Haciendo uno de los trekkings que proponen las agencias. Ya sea el camino Inka o pasando por el monte Salkantay. Ambos de cuatro días de duración y un buen puñado de dólares. Si se tiene el dinero, es la manera más recomendable.

2. El camino de los ricos. 110 dólares de tren hasta el pueblo de Aguas Calientes y 20 dólares de bus, hasta la puerta del recinto arqueológico. Entrada aparte.

3. Y la de los pobres, pero no por ello, la peor. Pues hacer este camino es algo alucinante, unos paisajes que difícilmente encontrarás en otros lugares del mundo. Obviamente, esta es la que he hecho yo y la que paso a relatar.

Partí hacia las seis de la mañana de Cusco, no sintiéndome muy bien fisicamente, pero con la adrenalina de saber lo que había por delante. Te diriges en bus hacia el pueblo de Santa María, seis horas de viaje a través de la carretera con más curvas por la que he circulado nunca. La calzada descendía a 500 metros y llegaba a 4.400 metros, para luego volver a descender, por unos valles muy angostos y unos precipicios de vértigo. Las curvas, no ayudaban al malestar interno. De repente, llegando a Santa María, al entrar en un nuevo valle, el paisaje cambia radicalmente. ¡Estás en un selva! Todo se vuelve más verde, frondoso y hay infinidad de plantaciones de plátanos y piñas. El camino pasa a ser de tierra y en muchos tramos, no cabe más de un coche. Poco tiene que envidiar a la carretera de la muerte.

Llegando a Santa Maria
Llegando a Santa Maria

Al llegar a St. María, regateas para conseguir un taxi, que te lleve hasta la Central Hidroeléctrica. Allí ya dependes de tí mismo, pues quedan dos horas y medias de caminata (vale la pena hacerla en más tiempo, para disfrutar), siguiendo las vías del tren, a través de un gran valle, en medio de ceja de selva.IMG_0387

El tren dirigiéndose a Aguas Calientes
El tren dirigiéndose a Aguas Calientes

Durante todo el camino, no haces más que encontrarte con lianas, árboles de más de veinte metros, infinidad de rios y cascadas…

IMG_0492 IMG_0487Y nadie avisa de esto, pero en realidad estás dando la vuelta a la montaña de Machu Picchu (montaña vieja) y en algunos puntos puedes llegar a ver las ruinas desde lo más hondo del valle. No sabía como me impresionaría al día siguiente la ciudad inca, pero no creía que lo hiciese más que este camino. En muchos momentos me recordaba a los paisajes de Jurassic Park.

Machu Picchu visto desde el valle
Machu Picchu visto desde el valle

Llegué al pueblo de Aguas Calientes cuando casi ya no se veía nada. Es muy raro entrar al pueblo, directamente por las vías del tren. Vas caminando sobre ellas y, de repente, estás en la calle principal de la población. Allí simplemente busqué un hostel barato (que los hay), donde tirarme a leer e irme a dormir pronto, pues seguía sin encontrarme muy bien. Aviso de lo que sería el día siguiente…

Aguas Calientes o Machu Picchu pueblo
Aguas Calientes o Machu Picchu pueblo

Música:

Anuncios

Un comentario en “Machu Picchu I: El camino

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s