Titikaka

Es el lago del que nace el sol. El lago navegable, más alto del mundo (3.900 metros sobre el mar). El único lago de agua dulce en el que vive una especie de caballito de mar. Es el lago sagrado de todas las culturas de los Andes.

Reproducción de barco antiguo
Reproducción de barco antiguo

Su nombre viene de Kaka (roca sagrada, está en la Isla del Sol) y Titi (felino). La leyenda cuenta que Thunupa, Wirakocha… (según qué cultura), acabó con sus primeras creaciones vivas (animales y gigantes humanos) y envió un diluvio que hizo desaparecer el sol. Murieron todos los seres vivos del planeta, excepto un gato (similar a un puma), que sobrevivió en la Isla del Sol, la isla más importante del lago. Y a partir de sus ojos, el dios, volvió a crear el Sol y la Luna.

Atardecer en Copacabana
Atardecer en Copacabana

Hay que decir que el lago es espectacular, parece un mar (8.562 km² de superficie), casi siempre en calma y muy transparente. Pero el pueblo de Copacabana, no me ha gustado mucho. No hay nada que hacer, excepto fiesta, que no es lo que más me apetece, ni tengo el dinero para ello. Es un pueblo pequeño, que sólo vive del turismo. Es más, parece que quiere seguir creciendo para atraer a más gente, antes de estar asentado. Pues el 83,4% de los edificios están sin acabar, a ladrillo descubierto (pensad que soy planificador territorial, estos cál-culos los hago fácilmente a ojo). Todo es un poco más caro que en el resto de Bolivia (lo que quiere decir que un buen menú te cuesta la “locura” de entre 15 y 20 soles = 1,6 y 2,2 euros…).

VIsta de Copacabana, desde El Calvario
VIsta de Copacabana, desde El Calvario

Así que Copacabana, básicamente, me sirvió como lanzadera para navegar hasta la Isla del Sol. Pequeña isla en medio del lago, que fue habitada, primero, por la cultura tiwanaco, y después por los incas (hace miles de años, el lago se extendía hasta la ciudad de Tiwanaku/Taypikala, donde se puede encontrar restos de un muelle). Allí se pueden encontrar varios restos arqueológicos como; piedras de sacrificios, pueblos, rocas labradas y un camino que cruza toda la isla. La verdad es que vale mucho la pena hacer ese camino, pero coño, se hace duro. Es un sube y baja constante durante dos horas y media, a 4.100 metros de altura. Se nota, pero vale la pena. Las vistas que ofrecen la isla y el lago, son espectaculares.

Templo del laberinto, Isla del Sol
Templo del laberinto, Isla del Sol
Camino Inca, Isla del Sol
Camino Inca, Isla del Sol

Y después de ver el lago, ya enfilé hacia Cusco, donde espero quedarme varias semanas. Voy a intentar encontrar algún trabajo y necesito tiempo, solo para visitar la cantidad de restos arqueológicos cercanos… no en vano es la capital arqueológica de América. Entre ellos, el Machu Pichu…

Norte de la Isla del Sol
Norte de la Isla del Sol
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s