Taypikala

Hoy me visto de antropólogo para escribir este post, osea, de joven desempleado…

Hace unos años, mientras estudiaba Humanidades, me obsesioné con los Ooparts (out of place artifact). Básicamente son objetos que no deberían existir en la época en la que están datados, demuestran conocimientos y técnicas, que, en teoría, no existían en la época. Mi favorito siempre fue el Mapa de Piri Reis, al que dediqué unos cuantos trabajos en la carrera:

http://es.wikipedia.org/wiki/Mapa_de_Piri_Reis

En este mapa sale señalado Tiwanacu (es imposible afirmarlo 100%). Marcado por un enano barbudo, representación que se encuentra en la puerta del Sol (es el dios Thunupa, mal confundido por muchos por Viracocha, que sería la copia Inca), de la misma ciudad.

IMG_9345
Puerta del Sol, con Thunupa en el centro

Y aquí empecé a interesarme sobre esta cultura, que aún hoy en día encierra muchos misterios. Realmente el nombre original no es Tiwanacu, ni Tiahuanacu, sino Taypikala o “Roca del centro”. Los otros nombres se utilizaron para no revelar el verdadero significado de la ciudad sagrada a los demás pueblos (entre ellos los españoles).

La historia oficial cuenta que esta cultura y ciudad, nacen hacia el 1.500 a.C., lo que la convertiría en la más antigua de América. Hasta que en 1.200 d.C. se abandonó la ciudad (los españoles se encargarían años después de saquearla y robar las piedras, para construir iglesias), se cree que tras caer derrotados por otro pueblo. Algunos de sus habitantes escaparon y crearon pequeños asentamientos alrededor, mientras otros se trasladaron a la zona de Cusco. Estos último, en Perú, empezarían una nueva civilización, que unos años después culminaría en el imperio Inca (el más grande de América). Por cierto, está mal llamar incas, a todos los pobladores del imperio Inca, sólo la realeza y los sacerdotes eran incas. Y precisamente estas castas (palabra, tan de moda actualmente), son las que se consideraban descendientes de Taypikala y entre ellos hablaban aymara (la lengua de la cultura tiwanacota) y no quechua, como en el resto del imperio. Así pues, siempre se ha dado mucha más importancia a los incas, porque sus restos arqueológicos son mayores y mucho más impresionantes, pero esta cultura se mantuvo muchos más años y son la herencia que se convertiría en imperio (el impero Inca, no duró ni 150 años). Llegó a ocupar gran parte de Bolivia, Perú y el norte de Chile y Argentina. Teniendo su capital, hasta 115.000 habitantes.

Esto es lo que afirma la historia oficial, pero se reconoce que no se tiene casi información, que todo son teorías y que hay muchísimos puntos oscuros que no se pueden aclarar. Y es  que son muchos los datos y representaciones sobre Tiwanaku que no se pueden explicar, pero que llevarían esta cultura, mucho tiempo más atrás.

IMG_9371
Vista del templo Kalasasaya, desde el templete subterráneo

Datación.

Muchas son las curiosidades que llevan la datación mucho más atrás de lo que la historia oficial puede certificar. Todos los mitos de esta cultura hablan de grandes diluvios, que casi acaban con la civilización e hizo desaparecer el sol durante un tiempo. Se le llama, “la época oscura”. Los últimos grandes diluvios registrados por la historia ocurrieron hace 12.000 años. Incluso se han encontrado restos de posos marinos entre las ruinas. En la misma puerta del sol, se pueden ver representados elefantes, animales que nunca existieron en América. Lo más parecido fue una especie de mamuts, los Cuvieronius, pero se extinguieron entre 12.000 y 10.000 años atrás. Pero si estos datos se confirmasen, tirarían por tierra gran parte de la historia oficial. Los primeros habitantes de América, en teoría, llegaron al continente a través del estrecho de Bering, durante la última era glaciar, hace unos 10.000 años… Aunque ahora ya está bastante aceptado, que antes llegó desde Polinesia o Europa, cruzando los océanos.

También se han realizado varios estudios astronómicos, dando como resultado, que muchos de los edificios (los sagrados) están alineados con las constelaciones (la más importante, la cruz del Sur), pero tal como eran estas constelaciones hace más de 10.000 años (no olvidemos que el universo está en expansión, en cambio constante).

IMG_9334
Restos de la pirámide de Akapana

Incluso se han encontrado restos mucho más antiguos de lo que supuestamente es la ciudad, pero no se saben explicar. El problema para confirmar estas teorías es que el tipo de rocas de las construcciones no se pueden datar.  No se puede saber su edad.

Lengua.

La civilización tiwanacota hablaba aymara, una lengua tan antigua, que no se conoce su origen. Lo más rar es que por su estructura, parece una lengua totalmente artificial, sin herencia ni influencia de ninguna otra. Su estructura se asemeja a la programación para ordenador y es, a la vez, muy simple y ordenada. Las palabras por si solas no significan nada, necesitan unirse con otras, para crear un código con sentido. En la actualidad todavía se habla entre los indios aymaras (Bolivia, Chile y Perú) y lo más raro es que en todos estos años no ha sufrido modificaciones, es prácticamente igual que en su origen (pese a la influencia del quechua o el español). Es una lengua dominada por sonidos guturales, bastante difíciles de reproducir (se dice que sus sonidos son naturales y tienen poderes, para el bien y el mal). Muchos lingüistas en el mundo defienden la teoría de “La torre de Babel” (como el mito bíblico, la lengua divina), de que todas las lenguas del mundo (más de 5.000 en la actualidad), descienden de una primigenia. El Aymara es la que tiene más posibilidades de ser esta lengua original. Es triste que en la actualidad sea vea como un símbolo despreciativo, de pertenencia a una estirpe inferior. En la Paz la puedes escuchar en cualquier mercado, cuando los tenderos hablan entre ellos.

Contacto con otras culturas.

Ya conté, que los Rapa Nui (Isla de Pascua), afirmaban haber tenido contacto con la cultura tiwanacota. Decían que aprendieron de ellos algunas técnicas de construcción. Y efectivamente he podido comprobar que las construcciones, las cuales enseñó Kako, usaban la técnica de Tiwanacu, son casi idénticas. Además, los indios diferenciaban a la realeza agrandándoles las orejas con esferas de oro. Así pues, diferenciaban entre los orejas pequeñas y los orejas grandes, como los rapa nui. Y encima  las leyendas de ambas civilizaciones hablan de un visitante rubio y con barba que les enseñó técnicas para construir. Pero por si fuera poco, en Taypikala existe un monolito con nombre polinésico (o Rapa Nui), “Kontiki”. Y este lleva barba (cuando los indios siempre han sido imberbes).

IMG_9357
Monolito Kon-tiki, representando un hombre barbudo

Asimismo, en el Templo Subterráneo, podemos encontrar 175 caras que sobresalen de las paredes. Ninguna cara es igual a otra. Puedo afirmar que cada cara es diferente, y muchas, no son de indios. Se pueden diferenciar perfectamente caras con rasgos claramente asiáticos, caucásicos  o africanos. Se cree que estas caras representaban a todas las razas del mundo. Pero claro, en teoría, no se había descubierto América…

IMG_9363
Templete subterráneo con175 caras, representando todas las razas del mundo

Tanto por aprender.

Es una cultura con todo por descubrir y con mucho por enseñar. Llama la atención de que el 94% de la ciudad esté bajo tierra y no se hagan excavaciones. Desde hace 13 años, sólo se hace conservación, ninguna excavación o estudios nuevos. Han surgido problemas políticos y falta de financiación, que mantienen todo parado. Y es una gran pena, porque lo que debe quedar por descubrir, debe ser fascinante. Sólo hay que echar un vistazo al tipo de sociedad y cultura que tenían, de la que podríamos aprender… Todo giraba en el dar y recibir, muy similar al taoísmo, con el Yin y el Yang. Existen dos fuerzas fundamentales opuestas y complementarias, que se encuentran en todas las cosas. Nada existe sin el equilibro de éstas dos. Y ellos llevaban este equilibro a su relación con la naturaleza. Dar y recibir, vivir juntos en armonía y así en el tiempo. Da igual que ellos se fueran, este equilibro debía permanecer en futuras generaciones, pues era la única manera de que existiese la vida. Toda la ciudad está llena de representaciones a esta dualidad.

IMG_9332
Monolito de dos colores representando la dualidad, dar y recibir.

Y acabo ya con mi rollo, aunque tengo mucho más, para quien quiera escucharlo en persona. Hoy nada de música, precios o fotos porno, que ya lo he hecho suficientemente largo (that’s waht she said!). Mañana me voy hacia Copacabana, para dar inicio a mi etapa Inca del viaje, con el Lago Titikaka (jajajaja, he dicho titi).

Anuncios

2 comentarios en “Taypikala

  1. estevevicente

    El misterioso hombre con barba que aparece en diferentes culturas antes de que desaparezcan, creo que ahora está en España y está cumpliendo muy bien su misión, casi no se comunica con el pueblo pero lo gobierna, el nombre que a adoptado para esta misión comienza por R…y

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s