Isla de Pascua III: Tormenta tropical

La noche del sábado al domingo, había prevista una suave lluvia (0,4 mm en toda la noche), pero acabó siendo una tormenta tropical, que no pararía en dos días.

A las cuatro y media de la noche, salió el dueño del camping a evacuar a todos los de las tiendas, para que se trasladaran al comedor. Habían llamado desde emergencias, para que evacuaran los campings (en el otro camping, habían volado todas las tiendas). Yo me había autoevacuado desde las dos y media, cuando ya estaba nadando en mi propia tienda. Menos mal que había guardado todas mis cosas en el coche. Nuestra salvación fue que habíamos acordado con Kako, un guía local, trasladarnos a su casa el domingo por la mañana. La noche siguiente, la tormenta fue mucho peor.

Este tipo de tormenta no lo había vivido nunca. Viene precedida de muchísimo viento, pero a diferentes alturas. Miras al cielo y ves que las nubes bajas van en una dirección y las de arriba en la contraria. La lluvia no avisa, no cae ninguna gota y en dos segundos tienes una tromba de agua impresionante encima. Y cuando parece que ha pasado la tormenta, el viento la vuelve a traer. Las mismas nubes estuvieron dando vueltas a la isla, hasta que se vaciaron. Dos días y medio tardaron.

Pero claro, nosotros teníamos el coche hasta las 14.00 del domingo, así que intentamos aprovecharlo. Error.

Hicimos una parte de la costa que aun no habíamos visto o lo probamos. Empezamos y vimos que el camino estaba un poco inundado y eracamino de tierra no muy bueno. No he dicho, que la conductora fue siempre Sophie, así que todo el mérito para ella. Pasamos una zona mala y pensamos que no iría a peor, pero fue a mucho peor. Hasta que hubo un momento en el que casi no podíamos volver atrás, así que nuestra idea era acabar el camino, porque al final se conectaba con la carretera principal. A todo esto, no bajábamos a visitar nada, porque con la cantidad de lluvia y viento, no se podía. Había sitios en los que no había camino, sólo roca y me tenía que bajar a indicar por donde se podía intentar pasar. Al final nos encontramos con un americano que conocimos unos días antes y nos dijo que no se podía seguir, que era imposible llegar a la carretera principal (él iba en bici y mojado entero hasta la cintura). Así que se nos vino un poco el mundo encima, porque volver hacer todo lo que habíamos pasado, en el sentido contrario, era todavía más complicado. Lo peor es que teníamos dos horas para devolver el coche y en Isla de Pascua, no hay seguros para vehículos, lo que le pase, lo pagas. Tuvimos amagos de trompos, el coche que se iba de atrás cuando cruzábamos charcos/rios y acabamos con el coche de barro hasta el techo, pero al final lo conseguimos. Cuando salímos del “camino”, no pude más que aplaudir a Sophie, que tuvo que parar el coche a un lado para relajarse, después de tanta tensión. Fue emocionante y no he tenido tal subidón de adrenalina nunca en un coche. Pero no lo volvería a hacer nunca.

Al devolver el coche, nos trasladamos a casa de Kako (ahorrándonos 3 noches de camping) y ya no pudimos salir en todo el día. Por lo menos estuvimos cocinando y escuchando toda la historia y leyendas de la isla. Y el lunes, salimos cuando pudimos. Había momentos en los que clareaba, pero con el viento que hacía, en diez minutos volvían las nubes y acababas calado. Lo mejor de tener estas tormentas con claros, es que vimos infinidad de arcoiris completos, algunos hasta dobles.

Tahai
Tahai

El martes si que nos atrevimos a salir, aunque volvimos a tener varios chaparrones, que nos iban calando, pero luego salía el sol y te secabas un poco. Caminamos bastante, pero hicimos bastante autostop, para evitar la lluvia. He de decir, que tras la experiencia en la isla, no alquilaría coche, haría autostop. Funciona muy bien y pese a que no hay muchos coches, 2 de cada 3, te recogen. Fuimos a ver algunos moais más y sobre todo, visitar las cuevas. Son uno de los secretos más escondidos de la isla, hay más de 7 km de cuevas subterráneas, pero no son fáciles de encontrar. Nosotros íbamos con las señalizaciones de Kako y pudimos encontrarlas. Están llenas de pinturas rupestres, petroglifos y hasta antiguas plantaciones interiores.

Pinturas rupestras del hombre pájaro
Pinturas rupestras del hombre pájaro
Los mini plátanos típicos de la isla. Plantación en una cueva
Los mini plátanos típicos de la isla. Plantación en una cueva

Yo desde luego recomiendo la visita de la isla. Es un sitio muy extraño, una mezcla de paisajes y restos arqueológicos, que hasta que no lo ves, no lo imaginas.

Cementerio cristiano, moais de Tahai, el mar de fondo y por en medio, las vacas en libertad. Esto es la locura de Isla de Pascua.
Cementerio cristiano, moais de Tahai, el mar de fondo y por en medio, las vacas en libertad. Esto es la locura de Isla de Pascua.

Fue improvisado, gracias al precio del billete que encontramos, pero me encanta haber ido. Por cierto, descubrimos que nuestro billete era bastante más barato que el acuerdo que tienen los rapa nui, para viajar al continente. Todo el mundo al que le hemos dicho el precio, ha alucinado 🙂

Y, pese a la tormenta, me ha encantado la visita en temporada baja. No hay nadie, visitas todo con tranquilidad, en silencio y sin ningún agobio. Por cierto, la gente va, mira los moais y se va, perdiéndose muchas cosas alrededor, hay que tomárselo con tranquilidad y descubrir. Y como sitio especial, me quedo con la playa de Anakena.

Los moais de la realeza, Anakena
Los moais de la realeza, Anakena

Precios, es el doble o triple que en el continente:

Alquiler de coche – 40.000 pesos/día (conseguimos 30.000) = 52 euros

La gasolina es bastante más barata  que en Chile, no sé por qué.

Camping – 5.000 pesos/noche, con tu tienda = 6,5 euros (ir de hostal u hotel, es una locura. No somos ricos)

Entrada al parque nacional – 30.000 pesos = 39 euros (no cumplen los horarios y ni nos pidieron la entrada. Además, el dinero se va a Chile y no se invierte en la isla. La multa es muy alta si descubren que no la tienes)

Zumo mango en bar con concierto – 3.500 pesos (nosotros 2.500 por ir con un rapa nui) = 4,55 euros

Música:

Anuncios

2 comentarios en “Isla de Pascua III: Tormenta tropical

  1. Anónimo

    Borja, que envidia, nos alegramos que hayas podido ir a Pascua, y por lo que hemos leído muy bonito, aun con susto y tormenta incluido …..
    Besos de todos para todos ….
    Manolo y cia.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s