Rock en el lago

ImagenDesde que salí de El Chaltén me viene siguiendo la luna,  se ha ido haciendo más grande cada día, hasta llegar a su plenitud ayer. He viajado casi siempre de noche, así que tras cada curva, allí estaba ella, riéndose de mis ganas de mear o dormir. Y es que todo parecía planeado, no podía llegar a su plenitud antes, tenía que ser ayer por la noche.  Escogió el momento en el que mejor podía lucirse, donde podía duplicarse y extenderse por el agua, guiada por las notas músicales, como completando su forma.

Y bueno, mariconadas a parte, no ha sido fácil llegar hasta aquí haciendo dedo  (autostop). Es más, hice alguna trampa/bus por el medio. Pero es que uno acaba hasta los cojones de estar tirado junto a la carretera durante horas, ccon del viento y la lluvia azotando. Bienvenidos a la Patagonia. Así que han sido cuatro días de camino, con noches en El Calafate, Río Gallegos (de nuevo en casa de Clara) y en Esquel (también de couchsurfing, en casa de Ludmila). Pero ya he llegado a la que será, esperemos, mi primera parada larga: El Huala Hostel. Una granja/hostal en Lago Puelo.

ImagenLlegué ayer sobre las 19.00 y empecé a buscar a Dalva, anfitriona y la que debe ser mi maestra en agricultura. Tras varias vueltas por todo el terreno, conocer a su padre e insistir en la puerta de su casa, acabó abriéndome. Le acaba de despertar y todavía iba borracha. ¿Mi primer pensamiento? “Socio, has venido al lugar correcto” (sí, me nombro a mí mismo antes de hablarme, así empatizo más conmigo mismo). Ella y algunos amigos habían hecho un asado, y entre vinos y Fernet, estaban todos tirados intentado recuperarse para la noche. Tras enseñarme la huerta, gallinas, frutales… me dijo que no tendría habitación fija hasta el domingo, que iría rotando en las habitaciones del hostal que estuviesen libres. Para acabar diciendo que esta noche me quedaba solo, que iban a salir.

-¿A dónde vais a salir?, preguntó Socio (sí, también me nombro a mí mismo cuando hago de narrador en tercera persona, cuestión de confianza…), de manera inocente .

– Vamos a un concierto de rock, toca mi hijo. Contestó Dalva con una sonrisa orgullosa. ¿Quiéres venir?

– Sí, claro. Afirmó Socio, inmediatamente.

– ¡Bien, entonces vamos a abrir el vino! Exclamó Dalva, mientras giraba dirección a la despensa, guiando al joven Socio, al que ya se le saltaban las lágrimas de alegría.

Así que nos fuimos a Epuyén, un pueblo a 45 km, a ver tocar a Pedro, el hijo de Dalva, acompañando a uno de los pioneros del rock argentino, Edelmiro Molinari. Se ve que formó parte de Almendra, junto con Spinetta, y luego formó Calor Humano, todo clásicos argentinos. Y el viejo bien, pero los chavales le pegaban tres patadas tocando. Pedro es un guitarrista de la hostia, el típico músico que acompaña a gente muy conocida, que hasta toca mejor que ellos, pero nunca ha sido famoso. El concierto fue en un local precioso, justo en la cima de una colina sobre el lago Epuyén, todo acristalado. Noche de temperatura perfecta y de fondo, la luna llena flotando encima del lago. En el local sólo se servía comida vegetariana y cerveza y vinos caseros, mal no se estaba. Antes también tocó otro grupo de jóvenes, que tocaban muy muy bien, versiones de Clapton, Hendrix, Eric Johnson…

A partir del martes, Pedro acaba gira y vuelve a vivir en la granja, tengo que ayudarle en la construcción de su casa 😀  Aunque hoy ya he empezado a trabajar. Y me parece que lo de las cuatro horas por día y fin de semanas libres… será en otra época en la que no haya tantas cosas por hacer. La tierra y el clima son los que hacen los horarios aquí. Hoy me he dedicado a recoger infinidad de peras, pelarlas y cortarlas, para hacerlas en almíbar y en mermelada.

Con Dalva acordamos que probaríamos una semana y si nos entendíamos bien, me quedaría una o dos más, aunque de momento todo parece funcionar. Otro punto a favor es que no le gusta cocinar, así que me lo pone más fácil. Hoy o mañana se supone que vendrá una chica francesa a quedarse a ayudar en la granja también, con lo que no estaré solo en mis tareas.

Como parece que estaré un tiempo por aquí, iré presentado poco a poco la granja, las tareas, el lago y el parque nacional donde está, al cual aún no me he acercado. Ah, además la zona pinta interesante estos días, pues esta semana en el pueblo hacen noches de jazz al aire libre. Y la familia que me alojó en Esquel me invitó a volver el primer fin de semana de marzo, que se celebra el festival celta de la Patagonia. Hoy toca cena de despedida con los amigos chilenos de Dalva, vamos a hacer una parrillada de truchas (las están pescando en estos momentos), regadas con vino chileno y pisco.

Yo de momento me voy a dar de comer todas las sobras de las peras a las gallinas.

Anuncios

8 comentarios en “Rock en el lago

  1. En Palma también tenemos luna llena, pero sólo se refleja sobre el suelo del office.
    Gran descripción en este Bloq, se me caían las lágrimas de la risa.
    Estoy contenta que encuentres sitios y gente tan guay. Te paso a papá. Besos
    Y Socio, “el pelador de peras” les comentaba a las gallinas…. Si, ha merecido la pena todos esos días de caminos polvorientos, lluvia y frío solo para conoceros….

    Me gusta

  2. ana

    socio, qué hermosura. me encanta.
    yo igual te cuento que cada noche que paso y veo el 88 me da como una congojita en el pecho… y hambre. sobre todo hambre. traé mermelada. mua

    Me gusta

    1. isukuli

      He viajado casi siempre de noche ( mejor) , así que tras cada curva ( se te aparecía una niña en camisón ?), allí estaba ella, riéndose de mis ganas de mear o dormir ( se reía o te apretaba la vejiga mientras te decía ” faltan 7 días” ? ). Y es que todo parecía planeado, no podía llegar a su plenitud antes, tenía que ser ayer por la noche ( entonces ya estás muerto??) Escogió el momento en el que mejor podía lucirse, donde podía duplicarse y extenderse por el agua (esto empieza a dar medio de verdad…) , mientras era acompañada por la música ( jodo…más que miedo es una peli de Bollywood…)

      nene! me han encantado tus palabritas. Parece que tanta naturaleza te empieza a mimetizar con esa parte cursi que todos llevamos dentro e? sociopata del palo…

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s